volver

El Papa Francisco, Vicente de Paúl y las Hijas de la Caridad



"El Señor nos quiere como Él: con un corazón abierto, recorriendo las calles de Buenos Aires. ¡Quiere que caminemos por las calles de Buenos Aires llevando su mensaje! Como Él, en el camino y en la calle. No quiere que nos guardemos su Palabra solamente para nosotros, bloqueada dentro de nuestros corazones, de nuestra casa o de nuestro tempo, sino que se derrame en las calles. Quiere que salgamos a caminar por las calles.

Hemos de evitar la enfermedad espiritual de una Iglesia auto-referencial. Es verdad que cuando sales a la calle —como le ocurre a cualquier hombre y mujer— puede haber accidentes. No obstante, si la Iglesia permanece replegada en sí misma, auto-referencial, entonces envejece. Entre una Iglesia que sufre accidentes en la calle y una Iglesia enferma porque es auto-referencial, no tengo ninguna duda en preferir la primera."

En la fiesta de Santa Luisa de Marillac recordamos las palabras de San Vicente a las Hijas de la Caridad. Les dice que tendrán por monasterio las casas de los enfermos, por celda un cuarto alquilado, por capilla, la iglesia parroquial, por claustro, las calles de la ciudad, por clausura, la Obediencia, por rejas, el temor de Dios, por velo, la santa modestia... y la confianza permanente en la Divina Providencia.

Autor: John Freund, C.M. 


Galerías:




  
  

 Dirección: Venecia Nº 1640, Independencia.

 Teléfono: 2 737 6415 - +56 954197348

 Correo: hnaclaudia@hijasdelacaridad.net