volver

EPHATA



Del Evangelio de San Marcos ( 7; 32-37)

Y Le trajeron a uno que era sordo y tartamudo, y Le rogaron que pusiera la mano sobre él. Entonces Jesús, tomándolo aparte de la multitud, a solas, le metió los dedos en los oídos, y escupiendo, le tocó la lengua con la saliva; y levantando los ojos al cielo, suspiró profundamente y le dijo: "¡Effatá!" esto es, "¡Ábrete!" Al instante se abrieron sus oídos, y desapareció el impedimento de su lengua, y hablaba con claridad. 36Jesús les ordenó que a nadie se lo dijeran; pero mientras más se lo ordenaba, tanto más ellos lo proclamaban. Y estaban asombrados en gran manera, y decían: "Todo lo ha hecho bien; aun a los sordos hace oír y a los mudos hablar."

 

¡EPHATA!

Franquear la puerta… Ir hacia… Encontrarse

 






  
  

 Dirección: Venecia Nº 1640, Independencia.

 Teléfono: 2 737 6415 - +56 954197348

 Correo: hnaclaudia@hijasdelacaridad.net