volver

Felicidades por los 5 años de nuestra Querida Provincia

Sábado 21 Julio 2018

Recordemos-Historia de la Provincia

Hace unos años, las Provincias de América del Sur de la Compañía Hijas de la Caridad, recibieron una invitación desde la Casa Madre en Francia: buscar la forma de unir sus obras, integrando países para potenciar de mejor forma a los equipos de laicos y hermanas en un trabajo efectivo y afectivo.

Así lo hicieron. Se unían cinco países:

Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay, con cinco culturas diferentes, pero todas ellas con un solo palpitar: Buscar las mejores formas de servicios de calidad para los pobres de América.

La constitución de la nueva Provincia se realizó el 21 de julio del 2013, en Asunción - Paraguay.  Se contó con la presencia de los Superiores Generales: Madre Evelyne Franc y Padre Patrick Griffit quienes junto a Sor Iliana Suárez (Consejera General) y más de cien Hermanas de los cinco países,  inauguraban la nueva Provincia en el salón de la Casa Provincial en Asunción Paraguay.Se nombró como Visitadora Provincial a Sor María Isabel Ruiz ,  y como Director Provincial al Padre Pedro Duarte.

Nacía la Provincia "Nuestra Señora de la Misión América-Sur", de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, integrada por cerca de 300 Hermanas en 50 comunidades servicios educativos, salud, inmigrantes, pastoral, refugiados, ancianos, niños y jóvenes.

Una de las primeras actividades del año 2013, de la nueva Provincia fue peregrinar al Santuario de Nuestra Señora de Caacupé, Patrona del Paraguay. Allí se le agradeció por la creación de la nueva Provincia y se pidió por el nuevo camino que se estaba inaugurando. Las Hermanas eligieron un signo: La Llave. Se pidió a la Virgen, para que nos permitiera ser una LLAVE que abriera los tiempos nuevos. Que nuestros cinco países fuesen capaces de abrir las puertas de lo que está por descubrirse y aprender a crear en comunidad y en un fuerte trabajo colaborativo. También se pedía que cada uno de los presentes fuese una llave viva, para que fuesen valientes para saber cerrar las puertas oscuras que detienen el avance de una buena obra